La nueva ropa

Eso de que como ahora nos vemos con muy poca gente o que siempre nos vemos con los mismos, no creo que debería justificar lo que algunos han dado por llamar ropa mínima. Mucha gente decidió que una camiseta y un pantalón es suficiente vestimenta para una o dos semanas de confinamiento. Ni que uno se fuera de autoestop por las vías, eso sí que no se le acerquen, porque uno empieza a verse mal y a oler mal. Entonces no nos afeitamos, no nos bañamos, porque para qué, si únicamente me va a ver mi esposa y mis hijos si mucho y a ellos no les importa o estoy solo ¿?.

Es muy cierto el refrán que dice que “El hábito no hace al monje”, pero se refiere a una actitud moral, no a la pereza de cambiarse de vestimenta o de bañarse. Ahora que no digan que porque debemos usar tapabocas todo el tiempo, la limpieza oral no es indispensable. Pero la gente quiere tener su libre albedrío o como dice el refranero español: “Cada uno es libre de hacer de su capa un sayo y de su culo un candelero”.

Hoy leía a Luz Sánchez-Mellado, columnista de El País de España, que resulta que los almacenes de ropa están promocionando el negro como color de temporada ¿qué tal?. Como si nos hubiéramos rendido al virus, faltaba más.

Lo que yo hago en mi cotidianidad es intentar disfrutar de todos los momentos. Por eso me levanto temprano, lo cual a mi edad no es una proeza, saco al perro a pasear y lo acompaño a que haga sus necesidades. Café para mi esposa y para mí y a hacer ejercicio cada dos días. Afeitada y baño diario y vestirme de manera normal, no necesariamente cambiarme de ropa a cada rato, sentarme a revisar correos, escribir, leer periódicos, hablar por teléfono con mis socios o amigos. Ya casi no veo noticieros porque todos presentan lo mismo: COVID-19, contagios y muertes, eso sí mi deformación de ingeniero critica que ni siquiera muestren la perspectiva completa de evolución de la pandemia y ahora: elecciones en Estados Unidos y las embarradas de Trump.

Salimos al mercado con tapabocas, alcohol y antibacterial. Allí encontramos todos estos especímenes de los cuales estoy hablando, sin bañarse, pantaloneta y una camiseta que viene de la guerra de Vietnam y gorra. Si los extraterrestres vinieran, se llevarían esta imagen de los habitantes de la tierra.

¿Será que sale algo positivo de los confinamientos? ¿Nos volveremos a apreciar? ¿Seguiremos luchando todos? De mi parte, sí.

Published by pilatescaribe

Systems engineer and finance specialist. My hobbies, besides exercising, are writing, reading, cooking and music.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: