No reservations

Se estrena el próximo julio un documental hecho por el director Morgan Neville, “Roadrunner: A film about Anthony Bourdain”. A Neville lo reconozco porque hizo otro documental muy bueno: “The music of strangers: Yo-Yo Ma and the Silk Road Ensamble”. Y al menos el trailer sobre Bourdain, se ve bastante bueno y esperemos que sea un homenaje a su trabajo y su trayectoria, ahora que se cumplen 3 años de su muerte.

No me imagino a Bourdain el día 6 de junio de 2018, ¿Sería que ya estaba pensando en el día 8, pasado mañana? ¿Que tan terrible será el desenlace, si uno sufre de ese silencioso y horrible trastorno que no lo deja ni pensar? Para los que tenemos algún grado de lo que puede ser depresión y quiero ser empático, sin polémicas ni polarizaciones (que en eso mi país es experto), sin abordar el asunto ético o religioso, la partida del mundo de Anthony Bourdain fue muy digna, mas su familia y amigos debieron sufrir lo indecible y para ellos mi solidaridad. Y en ese momento hace tres años, nos enteramos que el hombre sufría de depresión. Que es una cosa jodida pero no vergonzante, que afecta mucho más a quien la sufre pero también a quienes lo rodean y a quienes lo quieren. Y no respeta condición, ni plata, ni éxito. Se sufre y se trata de vivir con eso.

Pero algo nos mostró Bourdain y es que hay que vivir la vida y disfrutarla al máximo. Él representaba todo lo que uno quiere hacer cuando le gusta la cocina y la toma como profesión. Fue chef en un restaurante famoso y caro (Les Halles, NYC) y luego alguien descubrió que con esa voz de barítono y su simpatía, podría hacer programas de televisión, cosa que logró con mucho éxito. Al momento de su muerte, hacía para CNN «Parts unknown» y antes hizo lo que dió título a este post, «No reservations», también había escrito varios libros, entre ellos “Kitchen confidential”, que lo lanzó a la fama de los escritores.

No sé cómo llegó Bourdain a la cocina, pero sin duda, marcó una época en la cual además de la buena mesa, el respeto a las culturas y costumbres de las regiones y de los ingredientes se volvieron gracias a él: fundamentales. Era carismático: en un viaje a Colombia, en Bogotá fue a comer lechona (cerdo relleno con su propia carne, hecho en horno de leña) al barrio Olaya y bandeja paisa (una comida que es una inyección de colesterol directo a la aorta, pero deliciosa) en Manrique, un barrio luchador estigmatizado de Medellín. En cada uno de los sitios a los que iba, fumador impertinente en el sentido literal de la palabra, probaba el licor del sitio; aguardiente en Colombia, vino en Argentina, vodka, whisky, ginebra, etc y bebía cerveza, siempre acompañado de buena cocina.

De verdad creo que Bourdain sí sabía de cocina, a veces dentro de lo que mostraba en sus viajes se notaba. Él tenía lo que se llama respeto por los ingredientes, por la cultura y por los cocineros. Recuerdo un viaje que hizo a Alaska, donde comió, con las manos desnudas, con toda una familia esquimal, sentados en el piso de la cocina, una foca recién cazada (sin cocinar), porque es la costumbre allí y sintió que debía honrarla, pero además le gustó la comida y la experiencia. Mostraba cómo era la cocina en cada uno de los sitios que visitaba. Qué y cómo se comía sin ninguna pretensión, sin ningún alarde de sus estrellas Michelin, nada de esas jodas de maridajes perfectos y que el vino blanco con no se qué y el Pinot Noir con algo que tampoco sé o que si lo sé, no me importa. ¡Naa! cocina y punto. Si quiere hay cerveza, whisky, gin y hasta vinos y ahí sí, hable de los sabores, de los espirituosos y que una cosa no necesariamente lleva a lo otro.

Tampoco intentó hacer uno de esos realities en los cuales un supuesto chef famoso (y el esquema se repite en cada país), grita e insulta a los concursantes y les baja su autoestima porque es más importante el negocio de la comida que el disfrute de la cocina y la pandemia los estrelló contra el piso. O uno que estuvo de moda hace un tiempo en el cual el chef (un tal Guy no sé qué) cocina unas cosas horrorosas, llenas de grasa y para complementarlas les pone queso encima: ¡Ughh! No, Anthony Bourdain no hacía nada de eso: él era respetuoso con la gente, con los cocineros, con los clientes.

Bourdain defendió vehementemente a su compañera Asia Argento, ella, víctima del acoso del depredador Weinstein. Lo tenía ¿todo? No, sólo depresión. Apareció que perdió su fortuna, como sugiriendo que la depresión fue a causa de eso, no creo, probablemente fue al contrario. Parece que mucha gente le empezó a echar culpas por doquier y entonces otra actriz, Rose McGowan, escribió una carta al público que vale la pena leer porque presenta el sufrimiento y lo que se debe tener de comprensión.

He sido fan de Bourdain desde cuando ví sus programas de televisión y seguiré siéndolo de su legado. Espero con ansias el documental de Morgan Neville. He llegado a una mayor edad de la que él llegó, no seré famoso como él fue, pero sí me considero haber sido exitoso profesionalmente. Ahora en la tercera edad, quiero disfrutar lo que pueda en las aficiones que me quedaron y tratar de dejar algo escrito en este blog o en algún libro o qué sé yo, cantando.

En la versión que tengo de “Confesiones de un chef”, en la parte final dice Bourdain:

Yo estaré bien aquí. Hasta que me arrastren fuera de la cadena. No voy a irme a ninguna otra parte. Espero. Ha sido una aventura. A lo largo de los años, hemos dejado atrás algunas víctimas. Ha habido destrozos. Ha habido pérdidas. Pero no habría dejado de aprovechar esta aventura por nada del mundo”

Cierto.

Published by SueñosFinales

Systems engineer and finance specialist. My hobbies, besides exercising, are writing, reading, cooking and music.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: