De colores

«De colores, de colores

de colores se visten los campos en la primavera

de colores, de colores

son los pajaritos que vienen de afuera»


Dice la canción popular que no sé de donde viene ni su autor. Si uno la busca en el tío Google, lo primero que aparece es que la compuso Joan Baez, que no lo es.

Pero voy a hablar del color que es una maravilla. Poder uno distinguir y recordar nombres y matices de muchos colores es sublime. Hasta hay varios intelectuales que han escrito sobre los nombres que tienen los colores en diferentes idiomas como también hay otros que lo plantan a uno en la tierra diciendo: eso de los colores es únicamente un reflejo de la luz del momento… Entonces, el colibrí con esos colores que imitan el arco iris ¿si no hay suficiente luz (claro, obvio) ese bichito se ve gris o no se ve? Sí. Debo decir que los colibríes, aves bellas, tienen en sus alas unas estructuras complejas y únicas que hacen que la luz se refleje de manera que parezca el arco iris, como pompas de jabón. Así que lo del color del pajarito no es tan fácil como que la luz se refleja y punto.

En el principio de mi carrera profesional trabajé en una fábrica de telas plásticas, una base de lienzo y sobre ella una masa de plástico de algún color que se fija cuando se pasa por hornos a temperatura controlada. Pues bien, llegaban clientes con una muestra de lo que querían que se les produjera y los ingenieros del laboratorio estudiaban y hacían pruebas sobre diferentes composiciones de pigmentos para dar con el color de la muestra, a ojo puro. Labor difícil porque todo depende de la luz y la luz del laboratorio es diferente de la del sol, entonces lo producido será diferente a la muestra. Metamerismo, se llama a eso, para los que quieran investigar sobre el asunto. Con toda esta problemática el gerente de la compañía, un hombre adelantado a su tiempo, consiguió un aparato para medir qué colores podría tener una muestra y así poder ahorrar tiempo y costo en la producción.

Creo que el aparato medía una cosa que se llama reflectancia. Trajo la máquina y yo que era el genio de los sistemas de computación de la empresa, según decía mi título universitario (sin el genio, creo) debía conectar el aparatejo ese al computador de la compañía. Hoy eso es fácil pero en ese tiempo ese trabajo era como conectar una licuadora a un horno microondas y ¡medir las proporciones de líquido y pulpa en un jugo!. Finalmente, con la ayuda de un amigo, ese sí genio de los computadores, lo logramos. El aparato sirvió para sus propósitos, pero siempre había que hacer alguna corrección en planta.

Los colores han significado siempre algo. Uno ve los colores de los diferentes tipos de ajíes e intuitivamente sabe cuál puede ser más picante, aunque a veces se equivoque. Y ¿qué decir de las ranas esas tan bellas que hay en las selvas del Chocó colombiano? Amarillas brillante, azules con rojo, rojas con lunares, etc. La Phyllobates terribilis es como su nombre lo indica, una ranita amarilla terrible de cinco centímetros de largo, cuya piel tiene el veneno más poderoso de todos y un miligramo puede matar a dos elefantes africanos (dice Wikipedia).

O las especias. No he tenido la oportunidad de ir a un mercado de especias en Marruecos o en India o donde sea que estén y eso es una de las frustraciones gastronómicas de mi vida. Sólo he podido ver algunas como la paprika húngara con ese rojo con algo de negro, o el jengibre en polvo (dorado), o la cúrcuma con ese amarillo con naranja y otras especias como las pimientas negra, verde, blanca o la misma sal, blanquísima. Estos colores al contrario invitan a comer cuando se incorporan a los platos. Y es que no hay algo que produzca menos apetito que una comida gris…

Como en todo, hay humanos (y animales, dicen que el toro no distingue el rojo) quienes a pesar de poder ver no distinguen colores, daltonismo se llama la condición. ¿Será que un día la ciencia aquella que produce las vacunas contra la pandemia en un año, es capaz de devolverle la vista a los ciegos y la capacidad de distinguir colores a los daltónicos? yo creo que sí, de pronto esa empresa del dueño de Amazon que está trabajando en cómo rejuvenecer a las personas, lo logra como efecto colateral.

Published by SueñosFinales

Systems engineer and finance specialist. My hobbies, besides exercising, are writing, reading, cooking and music.

4 thoughts on “De colores

  1. Buen post !
    Gracias…
    Por unos minutos me sacó de la batahola del día a día y me recordó que vemos los colores…
    Un abrazo
    Luisefe Higuera

    Like

  2. Me encanta como todo lo que usted escribe. Logra transportarlo a uno a lo que está describiendo. Bravo. Siga escribiendo muchas cosas.

    Like

Comments are closed.

%d bloggers like this: