Hablando de…

Mi papá tenía un dicho bastante simpático cuando alguna situación se alargaba más de la cuenta: «Más largo que una orinada desde un balcón…». Esto me recordó que alguna vez leí de un o una, no puedo precisar, antropólog@ que los inodoros (váteres en España) habían quedado mal diseñados, porque uno no quedaba en la posición correcta o algo así. Yo creo que las letrinas de hoyo eran el ideal que pretendía el personaje en cuestión: por la posición. Decía Umberto Eco en alguno de sus libros, que el ser humano no soporta las evacuaciones de su propia especie a no ser que sean las propias y eso…, así que hay que esconderlas, procesarlas, lavarlas, hacer algo, etc.

Todo este preámbulo para comentar sobre los hechos normales de la vida, que de una o de otra manera nos parecen tabúes, como el orinar. Este líquido que se origina en los riñones y es bastante inerte, compuesto de mucha agua (95%), de sales y de úrea (componente nitrogenado) por lo cual es un fertilizante orgánico. Claro que a través de los análisis y los cultivos que sobre la orina se realizan en los laboratorios, es posible detectar una cantidad grande de enfermedades, pero eso es allá.

Además es la principal soplona a los que indagan sobre el doping en el deporte puesto que la droga permanece allí más tiempo que en la sangre y siguiendo en la misma línea de investigación, el urólogo nos pregunta a los hombres principalmente después de que cumplimos cierta edad por la presión del chorro (así) del flujo, porque si no es como lo que vemos en Hidroituango o en cualquier hidroeléctrica en el rebosadero, entonces hay indicios de algo grave por dentro, mmm…

Así que una buena presión como condición normal puede ser causa, que no excusa, para que muchos hombres salpiquen la taza del inodoro. ¿Es que no les enseñaron a no hacerlo? o creen que ¿el inodoro particular es desechable? ahh no tengo idea, pero me parece horrible que lo hagan. Abran el inodoro, levanten la tapa, limpien si es necesario ¿cuál es el problema? alguien más o usted mismo va a venir a sentarse ahí y no hay nada más incómodo (por decir lo menos) que encontrar una taza mojada…Recuerden lo que dijo Umberto Eco.

Hace un par de años, antes de la pandemia, apareció una noticia en Nueva Zelanda creo, donde recomendaban orinar mientras se duchen para ahorrar agua y por esto traigo a colación que en una ocasión que estuve en el Festival del Mono Núñez en Ginebra (Valle del Cauca en Colombia, no Suiza) de música andina colombiana, donde uno alquila una casa completa y los dueños de ella se van a dormir a otra parte y le dejan todos sus haberes (¡qué bonito eso!) en un signo de confianza total, pues parece que había un precursor de la recomendación sobre el ahorro del agua y dentro de la ducha, ¡oh sorpresa, había un orinal!, de esos de pared como los que uno encuentra en un centro comercial: sabios ellos.   

Para terminar debo hacer otra recomendación: cuando vayan a un sitio rural, en lugar de utilizar los váteres, escojan un árbol y hagan su micción allí porque el árbol sí lo va a apreciar. Lo único que deben tener en cuenta es que el perro alfa del sitio vendrá a hacer lo mismo, por lo cual mejor que el árbol o la planta regada esté lejos de la casa para evitar los olores de la urea. Y tengan en cuenta que si hay que ahorrar agua lo mejor es no bañarse.

Si no logro publicar algo más antes del 25 de diciembre les deseo a todos una muy feliz navidad y que el 2022 sí sea muy bueno con todos.

Published by SueñosFinales

Systems engineer and finance specialist. My hobbies are writing, reading, cooking and music.

3 thoughts on “Hablando de…

  1. Espero que siga rociando bien todos los arboles para que den muchos frutos abrazos y feliz navidad

    Like

Comments are closed.

%d bloggers like this: