Escritura

Recuerdo a mi mamá enseñándome a leer y a escribir en el almacén de ropa de su propiedad que nos dió a todos los hijos la posibilidad de ir a la universidad y estudiar alguna carrera en los años sesenta y setenta. Había un tablerito en un atril y allí practicaba mi escritura con tiza. No fuí muy bueno en ello y sigue siendo una frustración porque la letra pegada me sale absolutamente ilegible. Llegó un salvador después y me enseñó a escribir en letras separadas que resultan iguales a las que escribo hoy en día en un teclado de computador. Más tarde, en una clase de programación básica hace años puse a mis alumnos la tarea de construir un algoritmo que escribiera poemas con reglas elementales de rima, versificación y ritmo. Leí en estos días que ya hay software que hace esto y más (GPT-3) no sólo basado en reglas, sino que es capaz de escribir cosas que hasta mueven los sentimientos de las personas y es bastante difícil reconocer si un texto fue escrito por este software o por un escritor de verdad (quien escribe acá no es un bot).

En el nacimiento de la escritura luego del lenguaje hablado a alguien se le ocurrió que lo que se decía se podía representar por algo escrito para que otros lo entendieran. En las cavernas donde se gestó la oralidad y se contaron historias acerca de lo que había fuera de ellas también se ideó la forma de hacerlo trascender para que otros supieran de los peligros o de las leyendas o de las cosechas o de las cacerías realizadas en representaciones de imágenes. Y seguimos igual: hace un tiempo enviamos una nave al espacio con objetos, recuerdos, representaciones, etc. de los humanos para que si un extraterrestre la encuentra pueda deducir que en este planeta hay vida «inteligente»…

Mar Abad dice que la escritura constituye un esfuerzo por capturar la voz. A una persona se le pasó por la cabeza que lo que entendió que dijo otra persona o ella misma era tan importante que debía ser pasado a otros de una manera diferente de la tradición oral. Si se encuentra algo escrito y la correspondiente clave para decodificar o traducir el mensaje, este podría ser más inequívoco o más inteligible de lo que quiso decir el emisor: lo hablado se representa entonces por algo escrito. ¿De dónde nació la idea de escribir lo hablado, si la gente se entendía puramente con los mensajes orales? Alguien dice que viene del conteo de las cosas y de los legados: parece ser que en Mesopotamia si alguien moría probablemente querría que a cada uno de los hijos correspondieran los mismos bienes. Y luego estos sistemas de conteo escritos se utilizaron para más cosas. Así nacen los sistemas de escritura hasta cuando llega algo monumental en su impacto y es la invención de la imprenta por Johannes Gutemberg: ¡Qué cosa tan espectacular!, a partir de este momento pudimos leer y estudiar y discutir con otros cosas que estaban vedadas para los no iniciados. El libro de Umberto Eco «El nombre de la rosa» muestra el antes de la imprenta y observa uno esas escenas de los monjes iluminando los libros que constituían los mayores conocimientos de la humanidad en ese momento y que debían mantenerse fuera del alcance de la gente común…


Un tío era dueño y director de un periódico regional en papel. Los reporteros y él mismo en sus editoriales escribían en máquina el texto que se publicaría al día siguiente. Estos textos se pasaban a los linotipistas (el linotipo era una máquina bellísima. Lo que escribía el operario en el teclado se «imprimía» al revés en lingotes de plomo en una, dos, tres o cuatro columnas de forma que cuando la imagen se transmitiera al papel quedara legible) y luego pasaban al armador de las páginas del periódico quien ponía los títulos (en letras diferentes también provenientes del linotipo) con las fotos para construir cada una de las páginas del periódico. Una vez hecho esto cada página se componía en papel y pasaban al proceso de doblez de las mismas para hacer lo que conocimos (los viejos) como diarios impresos.

Creo que a a pesar de que ya mucha gente en el mundo no sea capaz de leer y comprender más de doscientos ochenta letras seguidas los libros seguirán (inclusive los impresos) y las conversaciones sobre si lo escrito representa la realidad o no, continuarán. Al menos eso es lo que yo espero. Falta ver la evolución de las imágenes más allá de contar cosas sobre la propia vida de uno para que otros le den likes.

Published by SueñosFinales

Systems engineer and finance specialist. My hobbies are writing, reading, cooking and music.

2 thoughts on “Escritura

Comments are closed.

%d bloggers like this: