No reservations

Anthony Bourdain fue un chef y presentador excepcional. Su legado vale la pena conservarlo no solamente en la cocina sino en sus documentales que más fueron una visión cultural de las regiones. Su depresión la manejó hasta más allá de los 60 años y entonces colapsó, luego de haber sido reconocido y querido por todo el mundo. Mis respetos a la persona y al chef, en ese órden.